Cinecutre.com
el día que hagas una película podrás leer la crítica aquí



ESTRELLAS

septiembre 5, 2012

Kosugi, Shô (Estrellado de acción)

More articles by »
Written by: Seagal
Etiquetas: , , , , ,
NINJAAA

¡¡¡NINJAS!!! La inclusión de ninjas mejora cualquiera película, ya sea una de zombies, de vampiros o de Isabelle Coixet. Imaginad “La vida secreta de las palabras” con ninjas y ya veréis que el tedio se convierte en diversión, la contemplación del alma humana en el destripamiento del enemigo, y cualquier gafapasta se vuelve un fan desatado, que vitoreará todo acto de depravación.

Los años ochenta fueron la época dorada de los ninjas, todo sonaba mejor si llevaba esa palabra. Una katana se convertía en una katana ninja, una maldición en una maldición ninja, las tortugas mutantes adolescentes en tortugas mutantes adolescentes ninja, incluso Terminator se convertía en Ninja Terminator. Y sin duda, en la eclosión del género, hubo un destacado nombre que jugó un papel muy importante inundando los videoclubes, no con películas directas a vídeo sino con películas de ninjas directas a vídeo. Por supuesto estamos hablando de ese “Estrellado de acción” que es Shô Kosugi.

¡Ninjas: en esta foto hay siete escondidos!

EL JAPONÉS QUE TOMÓ LA CANNON

El ninja por excelencia llegó al mundo el 17 de Junio de 1948 en Minato, Japón. Y al contrario de lo que parece, era un niño debilucho y enfermizo. Para fortalecer su precaria salud, a los cinco años sus padres le apuntaron a clases de artes marciales, concretamente de Kendo y Karate. Para que luego digan que esto del karate sólo es para garrulos que quieren zurrarse…

Ya crecidito y convertido en un mastuerzo, Kosugi cursó Económicas (los ninjas también han de saber de números) y durante los setenta se introdujo sigilosamente en Hollywood, colándose, cual ninja, en películas como “El padrino, parte 2″ (1974) o esa otra “obra maestra” que es “Bruce Lee ataca desde la tumba” (1976), donde interpretó pequeñísimos papeles sin acreditar. Por supuesto, por breve que fuera, la inclusión de ninjas en “El Padrino, parte 2″, aunque sólo fueran vistos durante medio segundo y sin el traje de faena, fue fundamental para su éxito internacional.

Shô Kosugi siempre ojo al parche… (Humor garrulo 2.0)

Mientras trataba de darse a conocer con demostraciones de distintas artes marciales,  Kosugi llamó la atención de Menahem Golan y de Yoram Globus, jefazos de la productoa cinematográfica Cannon, quienes le ofrecieron el papel de villano en “Enter de ninja” (1981), aunque nunca hubiera ejercitado el arte del ninjutsu, como el propio actor reconoció en varias entrevistas.

“Ninja, ninja, ninja, ninjaa, ninjaa, NINJA, NINJAAAAA”. Esto sí que es meter en situación al espectador.

En este largometraje actuó junto al bigotón Franco Nero (que de Karate y demás, sabía cero patatero) y Christopher George. En aquellos tiempos, la Cannon se dedicaba a poner en producción guiones descartados por otros estudios a precios irrisorios porque, como una vez dijo Golan, es imposible perder dinero produciendo y distribuyendo películas que han costado menos de 5 millones de dólares. El filme es un truñete, pero salen ninjas, así que da exactamente igual, hay que verla. 

Si habéis visto el montaje en castellano, sabréis que esta famosa muerte fue cortada en nuestro país y seguramente en el resto de Europa…

“Enter the ninja” fue un éxito y para la siguiente película, “La venganza del ninja” (1983), Kosugi se convirtió en el héroe. Se trata de una cinta repleta de acción a raudales y que, lamentablemente, contó con algo que se convertiría en una de las constantes más irritantes de su filmografía: la presencia de sus hijos Shane y Kane, a quienes metía con calzador en sus películas. Algo que, sinceramente, se lo podría haber ahorrado. Eso sí, el combate final entre el protagonista y el ninja de la máscara de plata no tiene desperdicio, es todo un poema de amor a la chunguez, con maniquís ninja, saltos acrobáticos inverosímiles incluso para un ninja y el fabuloso ¡lanzallamas ninja! Un arma sólo superada por el rayo láser ninja de “El guerrero americano” (1985).

“La venganza del ninja” triunfó, pero en la siguiente entrega a los dirigentes de la Cannon se les fue la pinza. Y es que en Ninja 3: la dominación (1984) tenemos posesiones ninja, aeróbic (un deporte que jugaría un papel destacado en su trayectoria, lo veremos más adelante) y, nada más empezar la película, una de las mayores matanzas de policías que se han visto jamás.

Kosugi también participó como actor y “coreógrafo de ninjas” (tal cual) en la teleserie The master (1984), una ficción que era más o menos como ¡”El Equipo A” con ninjas! En su reparto figuraban una jovencísima Demi More y el vaquero Lee Van Cleef como protagonista. Lástima que la serie se cancelara tras trece capítulos. Dos compilaciones de episodios fueron comentadas en el show televisivo Mystery Science Theater 3000 (sí, el de los robots que hacen chistes mientras ven películas horripilantes), lo que otorga una consistente idea de la calidad que ofrece esta serie.

DEL NINJA JAPONÉS AL NINJA AMERICANO

Entonces algo pasó, tal vez los directivos de la Cannon pensaron que un protagonista ninja americano vendería más entradas que un ninja japonés, y en un súbito acto de patriotismo ficharon al modelo de calzoncillos, con cero conocimientos en artes marciales, Michael Dudickoff, para iniciar la saga definitiva de ninjas con “El guerrero americano” (1985). Lo que marcó el inicio de la carrera de otro “Estrellado de acción”, pero eso lo dejamos para otro artículo…

Shô discute con su representante su expulsión de la Canon, por un licenciado en psicología infantil, que ejerce de modelo de calzoncillos.

De repente Kosugi se encontró sin el apoyo de la Cannon, pero eso no fue obstáculo para que lanzara la insípida (aunque con grandes momentos) “Las nueve muertes del ninja” (1985), un largometraje sobre comandos ninja (lo veis, con ninja todo mola más), donde se enfrenta al mismísimo Dr Strangelove  y que incluye los títulos de crédito más cutre-horteras y alucinógenos de la historia del cine, que son el resultado de combinar katanas, hielo saco, tres imitadoras de tres al cuarto de Jennifer Beals y una melodía James Bond wannabe, con fragmentos de música porno. A continuación, los años 80 resumidos en su totalidad en un vídeo de sólo tres minutos:

La cuarta bailarina resultó cortada en pedazos en las tomas falsas

También rodó otra película de ninjas con sus “niños ninja” (profundo concepto sobre el que teorizó Hamburguesa Vegetal) como “Ruega por tu muerte” (1985) y, cómo no, otro filme de venganzas ninja, titulado “Venganza por honor (1987)”. Se trata de la primera película argentina de ninjas que, además de incluir bonitas vistas de Buenos Aires, cuenta con soldados ninja, Shô Kosugi masacrando a los integrantes de una tribu del Amazonas e infinitos saltos con disimuladas camas elásticas. Si, camas elásticas; ¿pensábais que eran patrimonio exclusivo de Cuneyt Arkin?

¡Incluso aliñar la ensalada mola más si eres un ninja!

Y llegamos a una de sus obras más famosas, “Águila negra” (1988), célebre simplemente porque sale Jean Claude Van Damme, ya que el filme es un coñazo de diez pares de cojones, con los hijos de Kosugi dando por culo de nuevo, en una cinta más sosa que la sopa sin sal. Además, la muerte de Van Damme es de lo más humillante, con el musculitos en el agua tratando de subirse a un barco y siendo succionado por las hélices.

La relación entre Van Damme y Kosugi durante el rodaje de este filme no fue precisamente amistosa, sino todo lo contrario, hasta el punto de que el actor japonés calificó al belga de “muy egocéntrico y egoísta”, como recogió la revista Cinturón Negro en un número de los años 90.

A finales de los ochenta tuvo un papelito en la destacable “Furia Ciega” (1989) (la de Rutger Hauer, no la de Nicolas Cage), donde interpreta al asesino del final de la cinta, que esconde una katana en su bastón.

Aprende todas las técnicas ninja de Sho Kosugi, y su repelente hijo, en un práctico video de iniciación al ninjutsu… Clases ninja en vídeo, la evolución lógica de los vídeos de aeróbic.

LA FIEBRE NINJA SE APAGA

En los noventa, por desgracia, se terminó la fiebre ninja, más que nada por la saturación que sufrió todo el mundo. Kosugi decidió que ya era el momento de regresar a su Japón natal, donde se involucró en la coproducción “Shogun Mayeda” (1991) junto a Christopher Lee y John Rhys Davies y en “Drug Connection” (1993).

Tras esto, dio un paso más en su carrera y dirigió a su hijo Kane en la saga cinematográfica “The Fighting King”, si atendemos a la información que recoge la imprescindible web “Sho Kosugi: The Ninja”. Dicha saga contó con dos entregas (rodadas en 1993 y 1994), ambas bajo la realización del propio Shô, quien no volvería a coger una cámara en su vida (si exceptuamos los spots publicitarios de sus escuelas y gimnasios).

Luego prácticamente desapareció del mapa, hasta que James McTiegue y los hermanos Wachowski lo rescataron para ser el villano de esa oda a este tipo de cine que es “Ninja Assassin” (2009), una película bruta y sangrienta como ella sola, donde una de cada tres palabras es “ninja”, los shurikens no son lanzados sino ametrallados y la policía europea puede asaltar alegremente un templo en medio de Japón. ¿Por qué ya no se hacen más filmes como éste?

En la actualidad, Kosugi está más preocupado por dirigir una cadena de gimnasios (donde enseña artes marciales e interpretación cinematográfica, todo a la vez) que por aparecer en la gran pantalla, pero sus hijos siguen dando la tabarra en el cine. Kane Kosugi fue Ultraman en una de las series de los noventa y también ejerció de coprotagonista en “Dead or alive” (2006). Esta última, la de las chicas que juegan a volley playa y participan en torneos de artes marciales, no las marcianadas de Takashi Miike.

OTROS DATOS Y CURIOSIDADES

-Realmente, emigró a Estados Unidos con la intención de dedicarse al béisbol profesional, hasta que se topó con el mundo del cine.

-Antes de conocer a Menahem Golan y entrar en la Cannon, a comienzos de los 80 giró por Estados Unidos haciendo demostraciones de artes marciales junto al prestigioso maestro japonés Fumio Demura y…Steven Seagal, quien acompañó en varias ocasiones al sensei y al futuro ninja para mostrar sus habilidades en aikido.

-Durante su etapa de mayor éxito, grabó un anuncio de televisión para la moto Hurricane de la marca Honda.

-Ha coreografiado peleas en varios capítulos de los Power Rangers, concretamente en 1994, para la variante ninja de estos héroes.

-En 1996 protagonizó en la tele por cable americana un show de varios episodios titulado “Ninjaerobics”, tal cual se lee, donde combinaba las artes marciales y el cante jondo, como indica el nombre del programa.

-Ha colaborado en la popular saga de videojuegos “Tenchu”, creando varios movimientos para los ninjas protagonistas e incluso prestó su voz a algunos personajes.

-Es el inventor del Towelcize o “Toallarcicio”, un método de ejercicio que se practica exclusivamente con una toalla. Una frikada sólo posible en Japón, donde se venden los dvds que explican cómo se practica:

Hacer el payaso es imprescindible para lograr mejores resultados en el ejercicio del Towelcize

-Se dice que en países como Grecia o Turquía, es bastante más célebre que Van Damme o Seagal. Sí, claro…

Nada como terminar el artículo con unos comandos ninja…
Fuentes: IMDB.com, revista Cinturón Negro, Sho Kosugi The Ninja, Wikipedia, Youtube y Mitosleyendas.com





16 Comments


  1. Portico

    ..Otro primo segundo de bruce lee XD


  2. Adri

    Pedazo de artículo, la verdad que solo vi de este hombre la de Aguila Negra porque salia Van Damme.


  3. Kick ass

    Era la estrella numero uno de aquel programa de cine de artes marciales ese que presentaba Coral Bistuer en Antena 3 en el pleistoceno antes de cristo (“antes de estos oscuros tiempos…¡antes del Imperio!”)


  4. cesar ardiles,el djwho75

    esa escena de ninja 3: la dominaciòn inspirò las masacres del gta,jajaja!!!


  5. das83

    Asi que Sho es el pionero del curro de la toalla.


  6. Yo vi el montaje español de Enter The Ninja(llamado Ninjas de la justicia) y sí estaba la muerte lamentable del malo O_O


  7. Orestes

    Che todo muy lindo pero olvidaron comentar “Contacto Ninja”, la película argentina coproducida por Armando Bo – Roger Corman, con Sho como policia encubierto, filmada en Cataratas y el tigre. De hecho la dupla Corman-Bo ya merece un apartado especial.


    • Seagal

      Orestes la película que comentas se llamo Venganza por honor en España, o si prefieres su título internacional “Rage of honor” y a esta película pertenece el último vídeo… Un saludo


  8. Gouel

    Joer, creo que las he visto.. todas. De niño eran lo mas, ir al videoclub el Sábado y alquilar estas maravillosas obras de arte que eran visionadas y revisionadas con asombro y estupor ante el mundo tan maravilloso de los ninjas.
    Ninja… hasta la palabra es molona.
    Hasta la serie de Lee Van Cliff la vi cuando la echaron en la tele años ha. Lo malo que tenia es que se notaba un guevo y parte del otro que cuando se vestia de ninja era otro maromo. Y por supuesto solo hacia cosas ninja con el pijama negro puesto.


  9. Vaya, veo que Seagal le ha dado una oportunidad a la infravalorada Ninja Assassin… pensé que todos en esta web la ponían a parir como si fuera lo puto peor. Vamos, quiero decir que no era una obra maestra pero definitivamente me hizo recordar esas pelas de la vieja escuela ochentera.


    • Seagal

      En general, creo que entre los de cinecutre.com, Ninja assassin la tenemos como un buen mataratos. A mi me mola, lo que no significa que no reconozca que a ratos su ritmo decae y que el combate final me parezca una mierda. Pero en general la disfruto suficiente como para que me la haya comprado en DVD y de vez en cuando me la vea…


  10. [...] de que la productora Cannon se cargara a Sho Kosugi, había llegado el momento de buscarle un sustituto, alguien con presencia en pantalla, que trajera [...]



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>