Las Vegas 2 Superpolicías (1988)

por Toni McGintyen 25 noviembre 2021
¡Pues sí, amigos! Ahora en Cinecutre gozamos de tal prestigio y renombre que la mismísima Marvel nos ha abierto sus puertas para ofrecernos, EN PRIMICIA, un visionado de su nueva serie y expansión del MC... No. Es broma. Empiezo de nuevo.

Karate Contra Mafia (1980) -VIDEOCRÍTICA-

por Carlos Palenciaen 8 julio 2021
¿Cine de artes marciales rodado en España? ¿Concretamente en Canarias? Es "Karate Contra Mafia" (1980), película de kung fu filmada en Las Palmas, con la intención de hacer creer al espectador que está viendo una peli hongkonesa. Por supuesto, la cinta no consigue engañar a nadie, con sus actores pésimamente maquillados y sus cuatro extras chinos mal contados. Un insólito tocomocho cinematográfico, que fracasa en todo lo que se propone. Carlos Palencia se explaya a gusto en esta videocrítica, desgranando las bondades de este súper clásico del cine casposo.


Marcado por el Odio (1989)

por Kusomaruen 24 julio 2020
Importantísimo aviso: Todas las sandeces escritas en este artículo son la opinión personal del redactor (o sea yo, Kusomaru) y no necesariamente representan el pensamiento de los otros redactores de Cinecutre. Quiero aclarar también que NO ODIO NI ESTOY EN CONTRA de ningún tipo de religión o creencia. Pero sí ABORREZCO a los sinvergüenzas que […]

‘CINECUTRE: EL PODCAST’, CAPÍTULO SIETE, YA ONLINE: Donde hablamos de lucha libre y Record Vision

por Carlos Palenciaen 8 junio 2020
Ya tenéi en IVOOX y YOUTUBE el séptimo capítulo de “CINECUTRE: EL PODCAST”, donde celebramos el Día del VCR hablando de la firma RECORD VISION y repasamos las incursiones cinematográficas de varias estrellas de la lucha libre, como Hulk Hogan, Triple H o John Cena, entre otros. Asimismo, también analizamos películas como la ofensiva parodia […]


Las carátulas más mugrientas del videoclub, Volumen 1

por Carlos Palenciaen 5 junio 2020
Vamos a ver... ¿Por qué tanta nostalgia por los videoclubes? Si lo piensas bien, las actuales plataformas de streaming son prácticamente lo mismo. Cuando entras en Netflix o Prime Video, te lanzan a la cara cientos y cientos de carátulas, para que te pierdas y marees en una infinita maraña de títulos, donde la morralla más abyecta convive en perfecta armonía con alguna buena película. Y después de minutos y minutos buceando, cuando por fin te decides por alguna de las suculentas “recomendaciones”, van y te la cuelan. Así constantemente. Y te da igual. Tú sigues pagando relgiosamente el servicio todos los meses, como un abducido.