CRITICAS
583 visionados 0 comentarios

Las Vegas 2 Superpolicías (1988)

por en 25 noviembre 2021
FICHA TÉCNICA
 
TÍTULO ORIGINAL:

Hawkeye

PAÍS:

Estados Unidos

DURACIÓN:

90'

 

¡Pues sí, amigos! Ahora en Cinecutre gozamos de tal prestigio y renombre que la mismísima Marvel nos ha abierto sus puertas para ofrecernos, EN PRIMICIA, un visionado de su nueva serie y expansión del MC-

No. Es broma. Empiezo de nuevo.

HAWKEYE (1988. Probable spoilers)

por Toni McGinty

Os jodéis

“Pero… ¿cómo me la podéis colar de esa manera?” estaréis diciendo. Y tenéis razón. Lo que pasa es que, si sois de la quinta de los videoclubs, es posible que esta película ya os la colaran, y la crítica tiene que ser del mismo palo.

“Pues esa carátula no me suena”, estaréis diciendo. Y yo os digo que ya, que seguro que no. Pero quizás sí os suene esta otra…

“¡COÑO!”, estaréis diciendo, “¿UNA DE EDDIE MURPHY QUE NO CONOZCO?”. Y yo os diría que no me habléis tanto, que estoy escribiendo la crítica, y no os oigo. Y luego voy aclarando…

  1. Para empezar, tampoco os quedéis tan pasmados. Hace tiempo ya que Eddie Murphy saca pelis que la gente sí saben que existen, y ni así van.

  1. Y además, esto en la era de los videoclubs era bastante normal. Alguien lo petaba, y de repente las distribuidoras cutres hacían carrera para ver quién encontraba antes algún subproducto suyo cuando no era nadie para pagar los derechos con unos Sugus sueltos.

Véase ejemplo uno: una tal Madonna tiene un gran éxito con “Like a Virgin”, y de repente, los videoclubs se llenan de esto…

…Con un dibujo de la portada del disco anteriormente mencionado, pero que realmente es una “rape-revenge arty” rodada en Super 8 por una Madonna muerta de hambre en el 1979. Y mira que “Stephan Jon Lewicki” suele ser sello de calidad.

O ejemplo dos: la de peleas que este obseso de Rocky de siete años tuvo con su madre porque no le dejaba alquilar “The Italian Stallion”…

“¡Corcholis, mamá! Si claramente es una peli de Rocky, ¡ese es su mote!”

“No lo es, y no la vas a alquilar. Porque lo digo yo”.

Y no, no lo es: es “The Party at Kitty and Stud´s”, una peli softcore de hippies rodada en el 70, y co-protagonizada por un Stallone casi homeless. La vi en cuanto tuve autonomía para elegir lo que veía. Y a veces las madres tienen razón.

Si algún día mi carrera de actor despega y vuelven los videoclubs, quizás salga una edición de “Cinebasura: La Peli” donde proclaman que el prota soy yo. Que no lo soy. Salgo en una escena. Y encima con este careto.

Pero, claro, “Las Vegas Dos Superpolicías” tiene muy difícil ser una película hecha por un Eddie Murphy pre-fama, muerto de hambre. Todos saben que su primera película fue “Límite: 48 Horas”, que rodó con 21 añitos, y eso le lanzó directamente al estrellato mundial. ¿Sería, quizás, una serie de sketches de Saturday Night Live (donde el muy prodigio empezó con 19) vendida como peli? Eso no se hace, ¿no?

Los cojones no lo hacen

Pero, no. Tampoco es eso. Cuando Eddie quiere dar vergüenza ajena, lo hace con SU dinerito y SUS amiguitos famosos.

¡Chocolate Sexy! ¡CHOCOLATE SEXY!

Ni Thriller, ni leches. ESTO da miedo

No, lo que pasa aquí es un fenómeno bastante extraño. Si vinisteis a la Cutrecon hace, si no me salen mal las mates, siete ediciones, es decir, una antes de llegar yo, os inflaríais a ver pelis de “Brucesploitation”, cintas infames que buscaban llenar el hueco creado por el fallecimiento del mítico Bruce Lee (y hablo de hueco tanto en la industria como en los bolsillos de los distribuidores), con protas que más o menos daban el pego, y se llamaban Bruce Li, Bruce Lei, Bruce Le, etc. Porque, claro, en aquella época menos políticamente correcta, todos los chinos eran iguales. Aunque no fuesen chinos.

Yo nunca caí en el Brucesploitation, pero sí debo admitir que caí en el Jackiesploitation, al razonar que Jackie Chan seguía vivo, y aún no habían inventado el IMDb.

Que picara con Venganza tiene perdón. Que picara con la otra, no. Pero acaba con el niño meándole en la cara al de Pimpinela, así que algo de provecho tiene

Total, que hay mucho “sploitation”: los dobles de Dean Martin y Jerry Lewis, los de Bud Spencer y Terence Hill, pero lo curioso de lo que vamos a tratar aquí, es que en USA no se hizo. Todo empezó con “Paper Dragons”, una peli de hostias de bajo presupuesto con Cynthia Rothrock y Richard Norton. Pero que, por algún motivo, en España se estrena en videoclubs como tal.

Ojo al dato. Tenemos lo que claramente es un dibujo hecho por un caricaturista de cualquier Plaza Mayor de provincia de Eddie Murphy, con su ropa de “Superdetective de Hollywood” y su cara que pone cuando hace la risa esa rara que ya no hace, porque quiere que le tomen en serio.

Como cuando hizo “Precious”

Y, arriba, esa frase demoledora… Chuck Jeffreys es… EDDIE MURPHY.

Entonces, aquí te pillan sí o sí. Los que no son de leer, que son muchos, ven el dibujo y alquilan sin pensarlo. Los que leen un poco más, ven el “Eddie Murphy” arriba y se dejan convencer. Alguno más detective (que no “superdetective”), notarán el “Chuck Jeffreys es”, y se creerán que es el actor Chuck Jeffreys en la esperada biopic de un tío que solo lleva 6 años famoso, como “Joaquín Phoenix ES Johnny Cash en En La Cuerda Floja”, “Rami Malek ES Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody”. O “Garfield ES La Pantoja de Puerto Rico en el doblaje español de Garfield”.

¿“Y eso”? ¿Por qué, Carlos Latre? ¿POR QUÉEEEEEE?

Pero solo un verdadero avispado como yo leerá los créditos de abajo y se dará cuenta de que el tal Chuck Jeffreys no es el prota. Ni el co-prota. ES EL SÉPTIMO DE LA LISTA. Así que pasando.

La cosa debió funcionar. Porque al año siguiente lo volvieron a hacer. Con la carátula que puse arriba, y con el título “Las Vegas Dos Superpolicias”. Y esta vez, ni Chuck Jeffreys, ni dibujo, ni nombre. No. Directamente te ponen UNA FOTO de Eddie Murphy y a correr. Y muchos volvieron a picar. Yo no, porque ya estaba muy al tanto de los rodajes de Murphy y esto no era precisamente el “Príncipe de Zamunda” que yo esperaba. Y además, porque me tocaba muchos las narices esto de ponerle “Super” a los títulos. Axel Foley no es un “superdetective”. Y dudaba que estos fueran “superpolicías”. A veces parece que los títulos los pone Leticia Sabater, la de la época de los programas infantiles. Que te habría colado un “La Decisión Chachi de Sophie”, o “Salvadme al Chachi Milongui del Soldado Ryan, ¿okey, makey?”. No la de ahora, que te pondría “Colócame la banana Mar Adentro, que gustirrín, papi”.

Total, que décadas después, y ya metido en el mundo que nos ocupa, decido investigar sobre el Chuck Jeffreys este, del que no he vuelto a oír nada (ni llama… ni escribe…).

Lo que tenía, si acaso, que haber puesto en la carátula de “Paper Dragons” era simplemente: “Chuck Jeffreys es negro”.

Porque Chuck Jeffreys no se parece un carajo a Eddie Murphy.

Ni siquiera es cómico. Resulta que el tío es alguien con bastante prestigio en el mundo de las artes marciales que ha sido especialista y coordinador o coreógrafo de especialistas en muchas súper (“super”…) producciones. Un tío que lucha muy bien. Y al que no le falta carisma. Y que, sí, si le aprietan, te hará un poco la voz de Eddie Murphy.

Y vamos, que me parece injusto que el Chuck Jeffreys se haya prestado a este encasillamiento tan raro cuando seguro que imita mejor a Eddie Murphy de lo que Eddie Murphy imita a uno de artes marciales.

No, no quedas duro, Eddie. Ni siquiera teniendo detrás a Gus de Los Pollos Hermanos

Y entonces, y YA IBA SIENDO HORA, PORQUE ESTO ES UNA CRÍTICA, decido rendirle homenaje a Chuck Jeffreys viendo su película…

…de la que TAMPOCO es prota, porque el “Hawkeye” del título original es otro: George Chung, ex-novio de Cynthia Rothrock. Y nos lo deja claro en esta escena inicial, brillantemente descarada:

INT. CASINO CUTRE. DÍA. O NOCHE. O APOCALIPSIS, YO QUÉ SÉ.

Plano fijo. Un hombre, vestido de “esmoquin canadiense” (pantalones vaqueros y chaqueta vaquera) está apostando en una mesa. Entra un tío asiático con chaleco de cuero marrón.

ASIÁTICO: ¿Eres Jimmy la Comadreja? Policía de Las Vegas.

CANADIENSE: ¿A mí de qué me vas a pillar?

ASIÁTICO: Venga, Jimmy, solo trato de hacer mi trabajo. Me llamo Alexander Hawkamoto (apellido que no existe). Mis amigos me llaman Hawk.

CANADIENSE: Que te follen. Tú no eres mi amigo.

HAWK le tumba a JIMMY de una patada trasera en la boca. Sin perder la compostura, acaba el ataque apoyando sus manos en la mesa y mirando directamente a cámara.

HAWK: También me llaman otra cosa.

(RÓTULO EN PANTALLA: HAWKEYE)

¡Eso es un comienzo, cojones! “Hola, soy poli, tengo dos motes para justificar mi apellido falso y, a su vez, el título de la peli, vosotros sois el público, qué tal, y patada en la boca para éste”. Créditos. Ni Episodio IV ni leches. ESTO.

Y con eso empiezan los créditos. Cosas que te saltan a la vista…

  1. Tercer nombre en los créditos (tras George y Chuck): Troy Donahue. Casi tenemos bingo cutre, pero Cameron Mitchell estaría cagando esa semana o algo.
  2. “Presentando a: ELIZABETH FRIEJE”. Que yo sepa, sin investigar, también sospecho que “Despidiendo a: ELIZABETH FRIEJE”.
  3. La música corre a cuenta de un tal Keith Eaddy. Bueno, eso supongo, porque el rótulo dice “Kieth Eaddy”. Me doy cuenta de que si lees “Kieth Eaddy” rápido parece que dices “Quieto ahí” con la boca llena de pastelito.
  4. Creo que el coordinador de producción se llama “Markey Stein”, pero pone “Markey Stien”. Yo no sé si es Chung y el director Leo Fong vengándose de todas las veces que los blancos habrán escrito mal su nombre. Empiezo a imaginarme un monstruo llamado “Markeystein”, creado a partir de piezas de todos los hermanos Wahlberg.
  5. Los últimos créditos, en orden: “Producida por George Chung”, “Dirigida por Leo Fong”, “PRODUCTOR EJECUTIVO: Sunny Lim”. Y ojo, el crédito no está antes de esto, así que a) esto no lo ha escrito nadie, y b) lo más importante en esta peli es su pedazo de producción ejecutiva.

Ojo: más de uno ya estará pensando “¿QUE ESTO LO DIRIGE LEO FONG Y NO DICES NADA AL RESPECTO?” Puede que no diga nada. Eso lo guardo quizás para cuando haga crítica de su gran epopeya, también como protagonista, “Low Blow” (1986).

Tras un asesinato, vemos a un tipo hablando con una chica, quejándose de que Hawk llega media hora tarde. Ella responde que siempre llega tarde. Esto mola, porque nos ilustra que otros polis rebeldes míticos del cine molan por ir en contra de su ética para pillar al malo, o causan destrozos que la ciudad no puede pagar… Hawk, no. Hawk es IMPUNTUAL. Porque el mundo le ha hecho así. Os reiréis, pero, como británico, para mí esto ya le pone en el podio de los más rebeldes.

Total, que la tía se va a llamar a comisaria a ver qué pasa, y vuelve LITERALMENTE 4 CUATRO SEGUNDOS TRAS SALIR DE PLANO para explicar que Hawk se ha ido a un templo del desierto para examinarse de cinturón negro. Observaciones:

  1. O la llamada se la ha pasado la tía por el forro, o ya existe taquigrafía por teléfono.
  2. Intento usar yo esa excusa, cuando encima he quedado, y más me vale tener cinturón negro de la que me cae encima.
  3. No sé por qué se va el tío a un templo del desierto. En el Gimnasio Balboa de mi barrio te lo dan igual, y tendrá el mismo prestigio, digo yo.
  4. Toda una vida mencionando productos y servicios por si me llega algo gratis, y nada. Como me caiga suscripción al gimnasio, me voy a cagar en todo.

Cortamos al templo, y la verdad es que Jaquemate tiene talento. Pero, antes de recibir su cinturón, se pira para detener un atraco que está siendo perpetrado por una banda formada por la hija de Angela Bassett y Hilary Banks y un culo andante.

De allí, y sin volver a por el cinturón (que ya admite al sensei que se la suda: solo lo hace por satisfacer a su maestro tejano), Jamematen es asignado a enseñar a unos niños de 9 años cómo ser polis. Para acompañarle tenemos a Charles Wilson… ¡EL GRAN CHUCK JEFFREYS!

BuscoaHawk empieza su enseñanza con un rifirrafe de chistes que no son horribles, pero el tío tiene tan poco sentido del timing cuando no va de duro, que no entra ninguno. Le pide un piti a uno de los niños y amenaza con volarle los sesos a otro y luego pegarle tal patada en los huevos que sus ojos se volverán azules (ehhh… ¿eso se notaría con los sesos volados? ¿Y qué tiene de malo tener los ojos azules?). Tras esto, Chuck hace la escena del vídeo de arriba.

A continuación, típica escena del capi echando la bronca a Hawkamoto (a quien nadie ha llamado Hawkeye de momento), quien le asigna misión y compañero para mantenerle a raya: Chuck. Lo impresionante es que toda la escena se desarrolla con una serie de insultos estereotipados del capitán hacia Hawk, pero no por ser asiático, sino por ser tejano. Empiezo a admirar lo progre que es la peli en ese sentido, hasta que dejan solos a Hawk y Chuck, y lo primero que hace Hawk es preguntarle a Chuck si quiere sandía. Chuck le responde con un puñetazo en los huevos. La iluminación no nos permite ver si los ojos de Hawk se vuelven azules.

(Toni pausa para deliberación)

¿Sabéis qué? No voy a hacer lo que hago en las otras críticas de destriparlo todo. Muere asesinado un amigo de Hawk y los dos “superpolicías” se lanzan a la acción. Chuck sabe de la cultura japonesa, y Hawk no sabe nada. En general, la cosa va así:

Hawk sobreactúa en todo momento. Cuando va de duro, mola, porque parece una parodia, pero en cualquier otro registro da risa.

Ninguno de los secundarios sabe hablar como una persona normal.

La verdad es que, a pesar de ser racista, misógina y todos los fobos que te puedes imaginar (o quizás por ello), la peli es mazo graciosa.

Las peleas son ágiles y muy entretenidas.

Los diálogos, en cambio, parece que se los inventan sobre la marcha. Hay más tangentes que en Cine por los Codos.

El 89% de la banda sonora parece de la versión Chuck Jeffreys de Kenny G.

CHUCK LO MOLA TODO.

Así que, me voy a limitar a resaltar un par de escenas y, tras eso, iré a mi apreciación final…

  • Hawk y Chuck resuelven un atraco con el famoso truco “Hawk finge tener Síndrome de Down hasta que Chuck usa un spray multiusos como arma”.
  • A más de media peli, resulta que Hawk tiene novia. Que le debe querer de verdad, porque es la primera en llamarle Hawkeye. Aunque, acto seguido, le manda a la mierda, a pesar de que “las pelis que ven, las cenas que cenan y el sexo que tienen son geniales”.
  • Tras esto, Hawk acaba, por algún motivo, en un bar gay, donde rechaza los intentos de ligue de todos los clientes (que son dos). A partir de aquí empieza a sonar lo que voy a llamar “Hawk´s Theme”, una música Country de Casio cuyo mensaje es así como “soy un perdedor, pero majete”. La música le acompaña ya siempre que va solo.
  • Uno de los villanos tiene un montón de secuaces cachas, y uno de ellos siempre va paseando por allí sin camiseta. Sospeché que era porque el presu no daba para todos, pero, en una secuencia, lleva camiseta encima del hombro. Así que Leo Fong le debió considerar el buenorro del grupo. #somethingfortheladies
  • Hay una pelea entera sin iluminar. Solo se distingue la camiseta blanca del malo y los brazos de la camisa de Hawk, que son blancos, y la voz de EddieChuck. Lo demás, totalmente negro. Tres cuerpos sin cabeza liándose a hostias.
  • En otra pelea, Hawk y Chuck alternan fostiar a malos con arreglarse el pelo y hacer poses. La escena acaba con Hawk haciendo un mini-twerking al ritmo de la banda sonora. OS LO JURO.

Vamos, que la peli es una mierda. Y ME ENCANTA.

Quiero que se proyecte en la Cutrecon.

Quiero que Chuck Jeffreys venga de invitado. Que además he leído que es un tío de puta madre.

Y, puestos a pedir, quiero la cabeza de Samurai Cop EN ESTE PIANO.

Comentarios

¿Te gustó? ¡Puedes apoyar a CINECUTRE con Patreon!

Comparte esto:
Nota del Crítico
Crítica


¡Sé el primero en comentar!
 
Deje una respuesta »

 

Dejar una respuesta